English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 8 de noviembre de 2013

Nada quedará


En México, cada año se reduce más y más el número de niños y jóvenes indígenas que no siguen hablando su lengua materna por temor a ser marginados. Esto no se trata de una autosegragación, sino de un avergonzamiento y miedo a causa de la segregación y la violencia simbólica y física, ejercida desde hace más de 500 años sobre los pueblos originarios y que al día de hoy se mantiene en el país centroamericano, así como en otros de América Latina. De no frenar esta situación, nada quedará. 

Según la investigación de la Facultad de Antropología de la Universidad de Veracruz (UV), este fenómeno refleja la falta de integración de los pueblos indígenas durante el proceso de formación, desarrollo y crecimiento de México y no por su culpa, sino por la segregación a la que se han visto sometid@s y que siguen sufriendola hasta el día de hoy. La sociedad colonial estaba dividida en castas, y el mero hecho de no ser criollos, españoles o mestizos, impedía la integración. Como resultado de ello, no fue posible crear una sociedad en la que todos tuviesen los mismos derechos.

Una vez fundado el Estado mexicano, las castas legalmente no existen y ''todos'' los ciudadanos son mexicanos con los mismos derechos. Pero en la práctica es diferente, ya que desde hace 200 años, el reto de la integración de los pueblos indígenas sigue siendo actual. Se trata de un proceso histórico que no depende de voluntades personales ni políticas, revolucionarias o institucionales. Es un proceso de las sociedades indígenas que quieren, tienen necesidad y derecho a integrarse en la sociedad nacional y no pueden permanecer marginados.

Tampoco integrar significa borrar, es decir, no por integrar a los pueblos originarios, borrarles sus lenguas, sus tradiciones, su cultura, al buen estilo europeo en tiempos de la colonia. Por el contrario, debería ser una integración aceptándolos tal cual son y sabiendo respetar las diferencias entre sus modos de ser y hacer y los modos de ser y hacer de las personas occidentalizadas:  "Yo soy como soy y tú eres como eres, construyamos un mundo donde yo pueda ser sin dejar de ser yo, donde tú puedas ser sin dejar de ser tú, y donde ni yo ni tú obliguemos al otro a ser como yo o como tú'' (Subcomandante Marcos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscá en Internet

Movimiento Alternativo Enclave Sur

Loading...